¿Me está dejando el tren?   ¿Verdadero o falso?

¿Sabes?, estamos en un mundo tan acelerado, que el ritmo de vida que llevamos no nos deja respirar un poco en paz, ni encontrarnos con nosotras mismas, de hacer una pausa, y avanzar.

Estamos tan concentradas en sobrevivir a este ritmo exigente y tratar de encajar con personas que muchas veces no hacen bien para nuestra vida, sencillamente porque queremos llenar vacíos y heridas con las que cargamos mucho tiempo en nuestro interior.

No está mal rodearse de compañía y amistades que hagan nuestra vida más divertida, porque el ser humano de por si es un ser social, el problema está en el tipo de personas con las que nos estamos rodeando y estamos permitiendo entren en nuestra vida.

Hoy quiero dirigirme a esa mujer que se siente frustrada por que pasa el tiempo y sigue sola, sin pareja, o a aquella que por el contrario ha tenido muchas parejas, pero ninguna relación le ha funcionado.

Muchas veces nuestras acciones son el resultado de malos consejos de personas cercanas a nuestro entorno y la presión social.

Siempre está la persona imprudente que te pregunta: ¿Cuándo te vas a casar?, ¡Tan bonita! Y ¿Sin novio? ¿Para cuando los hijos? Y otras pregunticas más un poco incomodas.

Entiendo que la edad de los 30, es una edad determinante en nuestras vidas que la misma sociedad se ha encargado de imponerla como el “momento perfecto” para estar casada, con hijos, casa propia, becas y demás.

El peor sentimiento de todos es llegar a esa edad y no tener nada de lo que se “supone debes tener”.

No está mal luchar por tus sueños, y trabajar por ellos, pero el problema es ese estado de frustración que muchas personas cargan por no verse “realizados” y al vernos en este estado caemos en ansiedad.

Sufrimos de ansiedad porque vemos que pasa el tiempo y no tenemos lo que nos propusimos.

Y claro, estamos acostumbradas a escuchar “la vida es una sola” «aprovéchala al máximo».

Y con respecto a esto te digo, la vida son dos: la vida de la tierra y la vida eterna que es la más importante.

Esta vida es un valle de lágrimas, donde siempre encontraremos obstáculos, en donde caeremos y nos toca levantarnos de nuevo.  Pero la vida eterna y la verdadera felicidad está en el cielo, y es esa por la que verdaderamente nos tenemos que preocupar.

Así que mujer, hoy te digo si hoy día no te encuentras en tu «estado ideal» y sientes que pasa el tiempo ninguna pareja ha nutrido tu vida, piensa que Dios por algo lo ha permitido de esa manera con algún propósito.

Está bien que te enfoques en tus sueños, en aquello que quieres alcanzar, pero disfruta el camino aquí en la tierra, y siempre recuerda que la vida mas importante te espera en el cielo con Dios. Por esto, debemos enfocarnos como mujer, trabajar en nosotras mismas y tener como prioridad nuestra espiritualidad.

Cuando entiendes el propósito para el que has sido creada, cualquier situación por muy dura que estés pasando, será mas llevadera.

¿Estás sola? y tienes 27, 28, 29 o 30 en adelante? ¡No importa!

Por mi experiencia personal te puedo decir que me ha servido muchísimo nutrirme espiritualmente, entender que hemos sido creados por EL AMOR (DIOS) y El mas que nadie sabe perfectamente nuestras necesidades y que es aquello que es más conveniente a nuestra vida.

Tenemos la mala costumbre de ver a la soltería como un estado de espera y NO, te puedo asegurar que aunque experimentamos momentos de soledad es la gran oportunidad para crecer, para sanar, para prepararte para una próxima relación saludable.

Todas anhelamos con las famosas “relaciones sanas” o “relaciones saludables”, pero nadie te habla de la preparación que debes tener como mujer antes de querer tener una. Y es que como bien dice el dicho “nadie da de lo que no tiene”

Si eres una mujer que anhela una estabilidad en una relación, fidelidad y demás, pero aún guardas rencor por aquella expareja que te hizo daño en el pasado o con cualquier otra persona y no has decidido sanar, muy difícilmente podrás dar lo mejor de ti en una relación sana.

Chicas, la soledad en la soltería es necesaria por dos cosas fundamentales:

1- Para buscar tu mejor versión como mujer:

Siempre queremos recibir y tener, pero muy poco dar, entiendo que muchas hemos sufrido decepciones amorosas aún dándolo todo por esa relación. Y si, es doloroso y te entiendo.

Pero en mi estado de soltería he entendido que mi primer amor debe ser Dios y El mismo me ha hecho entender que, aunque haga cosas buenas, no soy perfecta, que me equivoco y que mis actos han hecho sentir mal a otras personas.

Mi consejo es que nunca te creas lo suficientemente buena, siempre habrá algo por mejorar y dar, siempre habrá un defecto que corregir y siempre tendremos que perdonar y pedir perdón.

Buscar ser tu mejor versión implica humildad, y no creerme lo mejor cuando sé que siempre puedo ser mejor que ayer.

Buscar tu mejor versión de mujer en tu vida espiritual, te ayuda a entender que la felicidad no depende de una situación y mucho menos de una persona, la felicidad depende de ti y eso será la consecuencia que todas las cosas buenas fluyan en tu vida.

2- Te ayuda a ser mas sabia al momento de elegir tu futura pareja:

Para tener la sabiduría de escoger una pareja ideal para ti, es necesario el crecimiento en soledad, la soltería, haber trabajado primero en ti.

Es necesario estar solo que, aunque muchas veces duela y parezca que no tiene sentido, aprendes a madurar.

Cuando has encontrado tu mejor versión con la ayuda espiritual, al momento en que quieras una persona que te acompañe en tu camino, querrás que vaya en tu misma sintonía, que al igual que tu, entienda la importancia de sanar, de trabajar en si mismos para juntos dar lo mejor en una relación y construir una relación sana, esa que todos queremos sin sentirnos “solos”

La soledad es necesaria, pero recuerda que no estamos tan solos como parece, solo basta con apartarnos del ruido del mundo, del celular, de la TV y entrar en nuestra habitación y pedirle a Dios calma, alivio, que nos ayude a entender nuestro propósito en nuestra vida, El te irá hablando con impulsos en el corazón, es decir, sentirás que tu conciencia te habla y te impulsará a hacer cosas que te llenen de alegría y paz, esa es la voz de Dios.

Te recomiendo instruirte mucho espiritualmente para que puedas encontrar esa plenitud como mujer.

Espero que te haya servido mucho y te espero en mi grupo de Facebook para seguir compartiendo contenido que te ayudará a seguir creciendo y aprendiendo.

Por MujeresReales

Hola, Soy Lizeth, la creadora de Mujeres Reales. Mi objetivo: Sacar la mejor versión de ti, como la mujer que eres: madre, esposa, hija, adolescente, en fin! todos los roles de tu vida!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *